Salida hacia el pueblo de Teguise, antigua capital de la isla, donde haremos una parada para admirar su
iglesia, sus callejuelas adoquinadas, y la sensación de trasladarnos a una antigua villa tradicional.
Posteriormente y atravesando el pueblo de los Valles nos dirigimos hacia la localidad de Haría, donde
observaremos una maravillosa vista de un hermoso palmeral, conocido por “El Valle de las Mil Palmeras”.

Continuando por los pueblos de Máguez y Ye, llegaremos al Mirador del Río, escarpado en el Risco de Famara, donde podremos observar una vista de la isla de la Graciosa y del “río” que la separa de Lanzarote, así como poder admirar el resto del Archipiélago Chinijo desde una perspectiva espectacular. Desde allí nos dirigiremos, bordeando el Volcán de la Corona y el Malpaís de la Corona hacia los Jameos del Agua. Una cueva de indudable
belleza y que recoge un paisaje indescriptible y totalmente diferente, formada por las erupciones volcánicas. Regreso por los pueblos de Mala y Guatiza, admirando las plantaciones de tuneras que dan albergue a la cochinilla, usada como tinte natural, hacia los diferentes puntos de recogida.